Número noventa y ocho

Te veré suspirar ante los últimos estertores del sueño reparador luego de una noche de mucha acción.

Verte despertar apenada con toda la vergüenza que no tuviste horas antes, pero vencida ante la fatiga de saber que la magia se romperá por el retorno de la rutina inminente.

Pero esa sonrisa, mutua, dada y recibida, será el combustible para generar las ideas más oscuras para el día de hoy.

Espérame preparada.

20130330-103219 p.m..jpg

Dejame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s