Número noventa y uno

¡Grito!

Aprendi a callar, para no dañar a nadie.
Aprendi a soñar ,para no atrasar a nadie.
Aprendi a esperar, para no molestar a nadie.
Aprendi a perder, para no joder a nadie.
Aprendi a desaparecer, para no ser un mal recuerdo.
Un dia me converti en Nadie.

¡Y un dia aprendere a volar!
Para elevarme alto, alto, cerrar las alas y dejarme caer.

Dejame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s