Número ochenta y nueve

Pobre madrugada que al salir el sol, recoge sus cosas y se pierde la emosion de verte despertar.

Pobre de mi, que tendre que manejar solo como un recuerdo falso tu sonrisa de buenos dias(Porque sonidos mas que bostezos no habran).

¿Que haremos la madrugada y yo con todos los sueño que preparamos?.

Habra que volverlos a empequetar y ponerles de nuevo la cinta de seguridad.

Despertando

Un pensamiento en “Número ochenta y nueve

Dejame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s