Número ochenta y siete

¿Estamos atados, sabes?
Representados en esta historia como las partes complementarias.
Pero no nos amamos, tan solo nos necesitamos.

Necesitamos el Amor del otro, pero aun así, no nos amamos.
Suspiramos con los recuerdos juntos, pero aun así no nos evocamos.
Estamos jodidamente enamorados de otras personas, que fuimos nosotros mismos.

Tenemos los corazones rotos y aun así no los reparamos.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Dejame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s