Número secenta y tres

Cada vez que te veo en la esquina de tu cuadra y escucho el llamado de tu mamá a casa, sé que te despedirás como solo tú puedes e irónicamente lo añoro.

Tus silencios frente a los amigos y la camaradería al sentirte observada, tus notas prefabricadas, los detalles a escondidas, tus esfuerzos por vivir una aventura que ojala dure todo un viaje de ida y regreso.

Cada vez que te escapas a la esquina de tu cuadra.

Notas

Dejame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s