Número cincuenta y dos

Tus labios brillan, como un destello que me hace girar, buscar en la niebla, en el ruido, en el stress.

Tus fotos hablan, giñan el ojo, lanzan besos al aire; como dulces recuerdos que se niegan en dejarme.

Tu voz agita el viento, los mares, el ultimo recodo del infinito donde solamente tú y yo podemos existir.
Tu recuerdo vive.

recuerdo,nostalgia,perdida

Dejame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s